lunes, 23 de diciembre de 2013

LA INTENCIÓN ES LO QUE CUENTA

LA INTENCIÓN ES LO QUE CUENTA
El ABC del baloncesto
Por José A. Pérez ●  @jose13bis



P
asadas solo unas horas desde la derrota por 27 tantos en Indianápolis, en otros tiempos mi análisis podría tender a viciarse. No solo se pierde por una diferencia tan amplia como la encajada en los 13 partidos precedentes lejos del Garden, sino que se esfuma el liderato de la Atlantic y, como daño colateral, la cuarta plaza del Este que ahora pasa a ser octava y 'gracias' a la lesión de Rose.

Pero en el análisis no entran ni las victorias ni las derrotas, entra el estilo, la intención, la valentía y la apuesta por un baloncesto olvidado en Boston. El que pasa por jugar en equipo sin obviar las diferentes variantes que admite este centenario juego un día inventado por el profesor James Naismith a escasa hora y media en coche del mismo Boston .

Desde el primer día vimos a un equipo que apretaba arriba, forzaba malos porcentajes en la línea exterior de los rivales (1) y corría a la que podía. Un equipo que con sus escasas armas, utilizaba el rebote defensivo en favor de lo primero, correr, y el ofensivo como mínimo se insinuaba, que no es poco en un equipo que otrora renunció a él en favor de una mejor colocación defensiva (2)

Correr, rebotear y jugar al poste como tercer elemento es el 'único' merito de un equipo que, no me cansaré de recordar, juega sin bases y sin pívots. Y sin ellos volvió el pick & Roll, aunque fuera con Faverani. Volvió el pedirla de espaldas al aro y no solo Sullinger, su máxima expresión, también con Bass, al que pocas veces antes vimos darle la espalda al aficionado de su propio fondo de ataque.

Dicen que la intención es lo que cuenta. 

Quizá no lo que sume, pero sí lo que cuenta en tiempos donde lo que se echa en falta son tan solo  las piezas de encaje. Y digo 'solo' porque lo habitual es contar con grandísimos jugadores que no juegan a nada con un entrenador en busca de esa identidad que no logró hallar, por ejemplo, la plantilla de All Stars que reunieron los Lakers del año pasado.

Algo que se adivina  ya en unos Celtics que, con tan solo con llevar al detalle el ABC del baloncesto, cuentan con una idea con la que poder invitar a que se unan las piezas que mejor casen con ella.

En el futuro más inmediato, la vuelta de Rondo.

Encorsetado por un esquema de juego más bien lento, atado a los años que arrastraba en sus piernas el Big Three, Rondo tiene ante sí la oportunidad de demostrar que nadie como él para hacer volar a los nuevos Celtics.

Habrá que darle el tiempo que la adaptación y su recuperación requiera, pero se adivina clave para el desarrollo del juego que tiene en mente Coach Stevens.


_______________

(1) La defensa de Boston provoca el tercer peor porcentaje en tiros de 3 a sus rivales (32.7%)
(2) Boston ha pasado de tener el peor rebote ofensivo de la Liga en 2012/13 a tener el 18º mejor sin jugadores con especiales características para ello.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada