miércoles, 1 de agosto de 2012

El diario de Tony : 4th of july

Era mi primer cuatro de julio, nunca me había importado mucho esta fecha, pero una vez estás aquí, es muy distinto. Como cualquier fiesta en USA, absolutamente todos los comercios están abiertos y aprovechan estas fechas para hacer grandes descuentos.

Era el cumpleaños número 236 de los Estados Unidos y los americanos te felicitaban el cumpleaños de su país como si fuese el tuyo. Me contaban que no hay mejor sitio para vivir el Día de la Independencia que el lugar donde nació todo.  Y Boston fue el lugar donde ocurrieron varios eventos importantes durante la Revolución estadounidense.






Desde las nueve de la mañana la gente coge sus tiendas de campaña y acampa a orillas del Charles River para tener un buen sitio donde ver los fuegos artificiales. Eso si no eres un privilegiado y estás en un barco en medio del río para disfrutar del espectáculo.

Yo me preguntaba que harían desde las nueve de la mañana hasta las 10 de la noche que empiezan los fuegos artificiales, pues absolutamente nada.

¿Se puede beber alcohol en los parques? No

¿Se puede hacer barbacoa en los parques? No

¿Entonces?

En Boston -desconozco en otros sitios de USA- las familias o amigos que están acampados a orillas del río se dedican a hacer picnic, leer, lanzar la bola de fútbol americano, pasarse la pelota de baseball y matar el tiempo hablando con amigos, poco más.

Yo lo viví desde el lado de Cambridge, justo delante del MIT, donde había multitud de puestos callejeros de comida de todo tipo, y donde el ayuntamiento había habilitado pantallas gigantes y altavoces para poder oír la música al son de los fuegos artificiales.



Este año, sobre las 7 de la tarde nos avisaron por megafonía que unas tormentas se dirigían a ciudad. A la gente no pareció importarle demasiado y todo el mundo siguió a lo suyo.

Una hora más tarde, sin previo aviso, empezó a sonar el himno americano y la historia ya la sabéis, todo el mundo en pie, y gorras fuera. Cuando estaba a punto de acabar el himno, tres cazas del ejército sobrevolaron a toda velocidad el Rio Charles, cosa que exaltó a los allí presentes.

Faltaba una hora para que empezase el espectáculo cuando por megafonía anunciaron que los fuegos artificiales se retrasarían media hora debido a que la lluvia iba a hacer acto de presencia en pocos minutos.

Justo después del anuncio, todo el mundo corrió a meterse dentro de los edificios del MIT, para así protegerse de la “lluvia”. Así que a las 10 de la noche nos encontrábamos dentro del MIT haciendo un tour inesperado y conociendo las instalaciones de la prestigiosa universidad.

El meteorólogo no se ganó el sueldo ese día, ya que justo a los dos minutos de empezar los fuegos artificiales, calló una tromba de agua durante 5 minutos que dejó completamente empapados a los allí presentes, que aguantaron estoicamente hasta que dejó de llover, mientras la música y los fuegos artificiales les alegraban el momento.

Para mí, un valenciano de 24 años, un castillo de fuegos artificiales no me iba a impresionar, le dije a un americano. Habré visto centenares en toda mi vida. 

Pero tengo que reconocer que no hay nadie que los americanos para montar shows. El espectáculo dura unos 20 minutos, en los que suenan unas 10 canciones y los fuegos artificiales van al son de la música, cosa que era completamente nueva para mí, resultando gratamente sorprendente.

Al acabar los Fireworks,  en las pantallas ya se iniciaba la cuenta atrás para el 4 de julio del 2013 y la gente, empapada, se iba a sus casas al grito de USA, USA.

Diversas fotos de Tony junto al Rio Charles (04/07/2012)


by @Tonypains

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada