martes, 26 de octubre de 2010

The 2010 NBA Finals, G2

No tenía previsto levantarme a verlo, pero las cosas y el destino son así. Naia con fiebre, dormida por los llantos y tras vomitar el genérico del Dalsy, nos dejó mataos en la cama a dos horas de que el balón echara a rodar en el Staples. Definitivamente no. Esta vez no. Espero que me perdone el espíritu de Auerbach, pensé.

Arnold "Red" Auerbach
Pero la noche era muy larga, acababa de empezar y el espíritu de red tenía que aparecer horas más tarde. lo hizo en forma de llanto primero y más vómitos después. Las 4 de la mañana y Red Auerbach entra en el cuerpo de mi hija para provocarle una mala noche y recordarme a la vez, que mi corazón verde no podía permanecer en la cama ante la que se nos avecinaba. Los Celtics estaban dándole a los Lakers de su propia medicina. Mientras Raquel movía el carrito para tratar de dormir a Red Auerbach (ella nunca sabrá que aquella noche su hija no era su hija, ... sino un viejo gordo y calvo con un puro en la boca) yo pensaba mirando la pantalla del ordenador que red no iba a dormirse hasta que no acabara el partido. Le dije a Raquel que se fuera a la cama, que yo me encargaba. Ya a solas, Red y yo, disfrutamos de los minutos finales.

Un Rondo que va para MVP y un "Gordito Davis" con más protagonismo del habitual, recogieron el testigo de Ray Allen, que conmigo aun en la piltra había metido 7 triples en la primera mitad. Sólo con el pitido final mi hija acabó por planchar la oreja, y con ella el viejo Red, que ya me está esperando en el GARDEN.


*Publicado originalmente para mediasdeblancosaten.blogspot.com 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada